Porque el mayor regalo no es material

feliz día de la madre
Empoderamiento / Espiritualidad

Porque el mayor regalo no es material

Ahora pensamos que el día de la madre tiene un origen puramente comercial porque parece que sólo nos enfocamos en hacer un regalo a nuestras madres por su día ¡y ya! pero la realidad es bien distinta y hoy te cuento cómo surgió este día y por qué su importancia. Y al final del artículo te cuento algo muy personal de este día.

Si eres madre, ¡felicidades!

Si aún tienes a tu madre, felicítala con mucho amor.

Perdónate por no ser la madre que pensabas que serías y disfruta de la madre que eres ahora.

Anónimo

¿Sabías que los bloqueos relacionados con la madre pueden afectar la capacidad de una mujer para tener un negocio exitoso?

Estos bloqueos crean barreras emocionales y psicológicas que limitan la autoconfianza, la capacidad de liderazgo y la toma de decisiones. Por eso, honrar a la madre es tan necesario para liberar estos bloqueos. Y te lo cuento al final.

Si bien la festividad tal y como la conocemos surge en el siglo XX, ya las antiguas civilizaciones rendían culto a la madre. Algunos ejemplos los encontramos en: Rea, en la Antigua Grecia, no solo era la diosa de la fertilidad y la maternidad sino que era considerada la madre de la humanidad; Cibeles, en la Antigua Roma, era la diosa de la tierra; e Isis, en el Antiguo Egipto, era la gran diosa madre. Después el cristianismo personificó esta adoración en la figura de la Virgen María.

Muchas maravillas hay en el mundo pero la obra maestra es el corazón materno.

Ernest Bersot

Pero no es hasta 1865, en Estados Unidos, cuando se origina la festividad tal y como la conocemos. Gracias a la activista Ann Maria Reeves se inició una serie de reuniones de madres, a modo de lo que hoy conocemos como Círculos de Mujeres, donde compartían opiniones y experiencias.

En 1907, una integrante de este grupo, Anna Jarvis repartió numerosos claveles blancos a otras madres en una misa, coincidiendo con el segundo aniversario de la muerte de su madre, el 12 de mayo. Al año siguiente este homenaje se extendió a otras madres, de ahí, rápidamente, por todo el país y posteriormente por todo el mundo.

En España estuvo enclavada en el día de la Inmaculada Concepción durante siglos y tras varios cambios de fechas durante el siglo XX, quedó definitivamente instaurada el primer domingo de mayo en 1965.

Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida.

Pitágoras

Después de todo este despliegue de historia lo que podemos observar es la iniciativa desde el origen de los tiempos de darle importancia a algo que solo las mujeres podemos hacer, DAR VIDA.

Por muchos avances científicos en los que ya se puede divisar el uso de úteros para salvar vidas de bebés prematuros o incluso, quién sabe dónde llegará la ética profesional, para que la reproducción deje de ser natural, la realidad es que la única persona en nuestro planeta que puede traer a la vida a un ser humano es la mujer.

Si además, entramos en lo que hacemos por nuestros hijos desde el primer instante que están en nuestro vientre, cuando nacen y cuando van pasando los años en cada una de las etapas de su vida, podemos darnos cuenta de que la crianza, el amor incondicional, la protección, el cuidado, forman parte de nuestro instinto.

Si quieres que reine la paz en el mundo debes tener paz en tu hogar; y para que la paz reine en tu hogar, debes primero vivirla en tu corazón.

Proverbio Chino

Lejos de querer ser un artículo que marque un debate sobre estas cuestiones éticas y morales, mucho menos políticas, sí me interesa hacer una correlación de este instinto femenino con la creación de abundancia en la vida de cualquier persona para relacionarlo con la creación de negocios exitosos.

La madre se asocia a la abundancia de la vida, a todo lo que nos llega, y también a la autoconfianza, la capacidad de liderazgo y la toma de decisiones. Por eso, aceptar a nuestra madre tal y como es o como ha sido es fundamental para conectarnos con la abundancia de la vida.

Por supuesto, equilibrarnos también desde lo masculino, la energía que nuestro padre nos transmitió es fundamental para conectar con la voluntad, el poder, la fuerza y la autoridad en nosotras. Pero esto lo dejamos para otro día.

Cada noche le doy las gracias a mi hijo por ser mi hijo y por haberme elegido como madre.

Sandra Micó Boró

En este día tan especial para mi este año, mi primer año sin mi madre, quería darte una visión completa de lo que, para mi, implica este día. Quería que entendieras que la fiesta no depende de un regalo, pues has visto que viene desde muy antiguo; que tener un hijo es uno de los mayores regalos que hay en esta vida, por no decir el mayor, ya que es lo que verdaderamente nos diferencia del hombre; y que la relación que tengas con ella, aunque ya no esté en este plano, es tan importante en tu vida que de esa relación puede depender tu felicidad y tu abundancia.

Como te decía, este año ya no podré regalarle nada a mi madre. Durante años no entendía nada de esa conexión con la madre ni con la abundancia ni nada parecido, estaba totalmente dormida. Me remitía a quedar con ella para comer y hacerle un regalo. Compartir un tiempo con ella sí, pero no le daba el significado sagrado que después le pude dar y que hoy, cuando ya no puedo hacer nada por pasar más tiempo con ella, he comprendido desde un nivel muy profundo.

La pérdida, el dolor y el duelo de estos casi siete meses sin ella, me han enseñado la sacralidad de la relación con la madre, de la importancia de compartir tiempo con ella, de darle amor y, sobre todo, de aceptarla tal y como es, porque aunque no haya sido la madre que esperábamos como hijas, es la mejor madre que hemos podido tener para aprender lo que necesitábamos. Porque así lo elegimos y lo pactamos antes de venir.

Si bien el hogar debe ser siempre el centro de la vida, no debe ser el límite de las ambiciones.

Margaret Thatcher

Por eso, acabo este artículo como empezaba.

Si eres madre, ¡felicidades!

Si aún tienes a tu madre, felicítala con mucho amor.

A ti madre, allá donde estés, te mando mi amor infinito sabiendo que eso me acercará un poco más a ti aquí en mi corazón. Te amo Cuqui, mi madre.

Si quieres ver el homenaje que le hicimos a nuestras madres en una sesión de nuestra comunidad de Visionarias puedes acceder AQUÍ directamente.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Escríbenos