Sufrir en cómodos plazos

Blog Sufrir cómodos plazos
Empoderamiento

Sufrir en cómodos plazos

La manera de comunicarnos dice mucho de nosotras. Cada una somos de nuestro padre y de nuestra madre, somos diferentes si. Sin embargo hay algunas frases que hemos integrado en nuestro lenguaje en nuestro día a día y son muy comunes.

Son frases hechas, que tienen un fondo apocalíptico, frases tipo:

“Hoy llevo buen día, veremos cuánto me dura”

“Hoy estoy contenta, verás como alguien viene y me jode”

“Qué tranquilo está todo, ya lo pagaremos ya”

¿Te suenan?

No nos damos cuenta pero estas frases demuestran que vivimos “alerta”, porque pensamos que algo malo siempre se cierne sobre nosotras y en cualquier momento se manifestará.

Y nos hacemos la ilusión de que así estamos más preparadas para lo que quiera que sea que se avecina, que por supuesto bueno no es.

Vivir preocupadas porque sí, sin ser conscientes siquiera, por costumbre. ¿Sabías que el 95% de las cosas que te preocupan no llegarán a ocurrir nunca?

Cierto es que la vida es impredecible, nada está bajo nuestro control, excepto nuestra forma de reaccionar a los acontecimientos.

También es cierto que esa ilusión de mantenernos en tensión constante nos ayudará cuando pase algo, es eso, una mera ilusión.

Y esa tensión nos va desgastando, nos agota, nos hace tener ansiedad, nos limita. Y nos ciega ante las cosas buenas que si están ocurriendo en el momento presente.

Hay personas que dicen, “yo prefiero ponerme en lo peor y si luego no ocurre pues mejor”.

Y ese tiempo que estás viviendo esa agonía en tu mente, ¿crees que no tiene efecto en tu cuerpo, en tu día a día?

Cuando efectivamente ocurra algo en tu vida que te lleve al límite, todo eso no te ayudará en nada, no se puede sufrir por anticipado en cómodos plazos mensuales, el dolor no se amortiza, se vive y se gestiona en el momento presente. Y todo lo de antes es un regalo envenenado que te haces a ti misma cada día, es sufrir gratuitamente, porque quieres.

Cuando he vivido hechos traumáticos de verdad en mi vida, el dolor ha sido inmenso, entero, no me han quitado nada por todo lo que había sufrido yo por mi cuenta, al preocuparme por cosas que no ocurrieron.

Sabemos que en la vida hay de todo, por eso es la Vida.

Trabajando nuestra confianza en que seremos capaces de lidiar con lo que se nos vaya presentando, conociéndonos bien, nuestras fortalezas, nuestras debilidades, en definitiva, amándonos mucho a nosotras mismas, así si estamos haciendo acopio de fuerza y energía para afrontar el futuro serenamente.

No hay otra forma mejor de hacerlo, en mi humilde opinión.

Elena Cester Albero, Queen

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Escríbenos